viernes, 13 de enero de 2017

Wim Mertens - Epic that Never Was (1994)



El momento de mayor popularidad de Wim Mertens se produjo, probablemente, a comienzos de los años noventa. En aquellas fechas cada uno de sus lanzamientos era editado en gran número de países y algunas de sus composiciones sonaban en radio y televisión como sintonías de programas y de espacios publicitarios. Era una época de continuas giras (eso no ha cambiado) que llenaban importantes recintos de toda Europa. Es curioso el hecho de que su música en ese tiempo calaba especialmente en públicos bastante ajenos a los de su país natal y era particularmente bien recibida en España (gracias en buena parte a Ramón Trecet y sus programas Diálogos 3 y Música N.A.) así como en Grecia o Portugal.

Quizá por ello, el artista decidió que podría ser un buen momento para publicar por primera vez un disco en directo. La grabación, aparecida en 1994, se realizó en el teatro San Luiz de Lisboa en el concierto celebrado el 30 de octubre de 1993. En aquella actuación escuchamos a Wim Mertens en solitario con un programa de piano y voz. Pese a que su disco más reciente entonces era “Shot and Echo”, no se interpretó allí ninguna de las piezas del mismo. Podría pensarse que esto se debía a que era éste un trabajo para “ensemble” y por ello su repertorio no se adecuaba al formato de piano y voz pero varias de las piezas del concierto pertenecían a los discos “Vergessen” y “Struggle for Pleasure” o a la banda sonora de la película de Peter Greenaway, “The Belly of an Architect”, todas ellas escritas también para grupo.

Lo cierto es que “Shot and Echo” fue interpretado con profusión por el músico en su gira anterior que transcurrió a lo largo de 1992 y los primeros meses de 1993 con el único acompañamiento de Dirk Deeschemaeker al clarinete por lo que el gran atractivo de los conciertos de 1993 radicaba en una serie de composiciones nuevas que, de hecho, a día de hoy no han sido grabadas aún por el músico en estudio. Dos de ellas fueron encargos de la Cinémathèque Royale de Bruselas  y Le Giornale Del Cinema Muto de la localidad italiana de Pordenone. Ambas instituciones le encargaron a Wim Mertens la composición de sendas piezas para piano que habrían de servir de banda sonora para dos joyas del cine mudo restauradas en aquellos años. La primera de ellas era “The Land Beyond the Sunset”, dirigida por el norteamericano Harold M. Shaw en 1912 y la segunda, “La Femme de Nulle Part”, del realizador francés Louis Delluc, estrenada en 1922 y considerada hoy una de las obras maestras del cine impresionista. El film de Shaw fue incorporado al National Film Registry por la Biblioteca del Congreso en el año 2000 como una de las grabaciones históricas a preservar.

Junto a esas dos composiciones, Mertens estrenaría en el concierto lisboeta otra dedicada al poeta Fernando Pessoa y aún tocaría un tema inédito mas como prolongación de una pieza antigua.




“Circular Breathing” - El programa comienza con un tema clásico del disco “Vergessen”. La versión para piano solo es libre como todas las del músico en directo. Una verdadera “interpretación” de la pieza en el sentido más amplio del término en la que Mertens juega con los ritmos y la melodía, acelerando y frenando según le place. Algo desconcertante en los primeros instantes de todo concierto del artista belga pero que, una vez vencida esa extrañeza inicial, aumenta mucho el disfrute de sus actuaciones.

“Multiple 12” - Otra pieza de “Vergessen” pero que conoció ya una versión para piano solo en el disco de estudio “A Man of No Fortune and With a Name to Come” que es en la que se basa Mertens para su ejecución en el concierto.

“The Land Beyond the Sunset” - El primero de los temas nuevos es la música compuesta para la película de Harold Shaw que mencionabamos al principio. La pieza comienza con la repetición de una serie de acordes muy melancólicos que ocupan los primeros instantes. Tras ellos comienza a desplegarse un melodía preciosa que evoluciona continuamente con un raro romanticismo. En un momento determinado Mertens comienza a cantar con su inconfundible estilo. En el segmento final hay un ligero cambio de ritmo que nos prepara para el mejor momento de la pieza: la extraordinaria coda que se repite una y otra vez hasta el final. Una melodía inspiradísima que el músico recuperaría más adelante en un curioso disco de guitarra y voz.




“Voo Outro” - El siguiente tema nuevo, cuyo estreno se producía precisamente en el concierto lisboeta, es el dedicado a Pessoa. Se trata de otra magnífica pieza para piano y voz con alguna reminiscencia de piezas anteriores del artista como “Lir”. Como ocurría con el corte anterior, también “Voo Outro” tiene un desarrollo largo con varias partes diferenciadas. Tras el comienzo y una bonita parte vocal asistimos a un interludio instrumental que poco a poco evoluciona hasta dar lugar al segundo gran motivo de la composición, un tema dialogado entre el piano y la voz que anticipa en cuanto a estilo el que sería el siguiente trabajo del artista: “Jeremiades”.

“Humility” - Una de las versiones más particulares de todo el concierto es la de esta maravilla perteneciente al disco “After Virtue”. La que es una de nuestras piezas favoritas de todo el repertorio de Mertens suena aquí en una versión muy distinta. Llena de acelerones y paradas, con cambios de intensidad continuos como si el propio músico quisiera hacer una interpretación de su propia obra al estilo de las de Glenn Gould sobre la de J.S.Bach.

“La Femme de Nulle Part” - El tercer tema “nuevo” de la velada es la música de Mertens para la película de Louis Lelluc. En esta ocasión escuchamos una pieza mucho más rítmica, con la voz del músico en primer plano desde el comienzo. Es una composición típica de su autor, emparentada con el que en aquel momento era su disco más reciente para piano y voz: “Strategie de la Rupture”, trabajo éste que iba a protagonizar también los siguiente minutos del concierto.




“Iris” - Comienza el recorrido por aquel trabajo con este tema, intenso en muchos momentos pero cuya interpretación es mucho más fiel a la original que la de cualquiera de las piezas que le preceden en el disco.

“Kanaries / Night Creature” - Lo mismo ocurre con la primera de las dos composiciones que aparecen en este “medley”, también perteneciente a “Strategie de la Rupture”. Es una de las piezas más reposadas de aquel trabajo y la interpretación en directo no difiere en exceso de la que allí se escuchaba. Lo interesante viene después, cuando escuchamos “Night Creature”, la segunda composición, inédita hasta su aparición aquí. Esta pieza parte del tema anterior y va incrementando el ritmo progresivamente hasta terminar en un precioso climax desbordante.

“The Belly of an Architect” - Una ovación del público lisboeta ahoga los primeros compases de esta pieza extraida de la película “El Vientre del Arquitecto” por lo que intuimos que en el país vecino esta música tuvo una gran repercusión. El tema que, curiosamente, no se corresponde en cuanto a su título con ninguno de los que aparecían en el disco publicado en su momento con la banda sonora es otro clásico de la discografía de músico belga aunque lejos del que cierra el concierto.

“Close Cover” - Al menos durante los primeros años de carrera de Mertens, “Close Cover” fue su tema estrella. Cuando había que escoger una pieza suya para un recopilatorio, era ésta; si el sello Windham Hill editaba un disco para dar a conocer a Mertens en EE.UU. Lo titulaba así... Es, por lo tanto, el corte más indicado para finalizar el concierto con una interpretación muy personal, en la linea de las que abrían el trabajo y que ya comentamos antes.

Tardó mucho en llegar el primer disco en directo de Wim Mertens aunque un tiempo después el músico llegó a publicar una interesante serie de conciertos que bajo el título de “Years Without History” repasaban buena parte de la trayectoria de cara al público del compositor entre 1986 y 2002 a lo largo de siete volúmenes. A pesar de ello, creemos que ninguno de esos registros llegó a la calidad de “Epic that Never Was” por muchas razones. Si no habéis tenido la oportunidad de escuchar a Wim Mertens en directo y os queréis hacer una idea de cómo puede sonar, la mejor elección, en nuestra opinión, sería el disco que hoy hemos comentado aquí.

Como curiosidad, queremos hacer notar la referencia cinematográfica del título del disco, muy acorde con buena parte del contenido del concierto. "The Epic that Never Was" es el título de un documental de 1965 en el que se narraba la historia de una fallida adaptación cinematográfica de "Yo, Claudio", rodada parcialmente en 1937. Esta historia de cine dentro del cine tiene también su importancia musical ya que se cree que es la primera vez que se utiliza como banda sonora el comienzo del "Also Sprach Zarathustra" de Richard Strauss, parte ya de la historia del séptimo arte tras su aparición en "2001, una odisea en el espacio" del maestro Kubrick.

1 comentario:

  1. Excelente reseña,recomiendo ver the land beyond the sunset escuchando el tema de Mertens
    Otro momento notable del disco es lo que hace en kanaries/nightcreatures,simplemente es apabullante!
    Un disco excelente para hacernos una idea de Mertens en directo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...