domingo, 29 de enero de 2017

Univers Zero - Heresie (1979)



Con el paso del tiempo, todo género musical va viendo crecer en su seno nuevos estilos y corrientes que terminan por independizarse de la rama principal o, al menos, por ganarse un nombre propio y una categoría diferente. Dentro del rock, y en especial, dentro del rock progresivo, la proliferación de géneros distintos ha sido imparable casi desde sus primeros días. En esa larga lista hay estilos tan particulares como el “zeuhl” que comentamos por aquí recientemente, que surgen de la influencia de un único grupo. Otros, como el que queremos presentar hoy, nacen de un evento particular.

Henry Cow fue una banda inglesa nacida, como tantas en su tiempo, en una de las universidades de las islas. Alcanzaron cierto éxito desde su fundación en 1968 hasta finales de los años setenta con un estilo vanguardista incluso para los estándares de la época (quizá la más revolucionaria de la historia del rock). Llegaron a estar en la nómina de Virgin Records grabando varios discos y, aunque nunca fue una formación muy estable, sus dos principales miembros, Fred Frith y Tim Hodgkinson, estuvieron en todas las etapas de la banda. Durante ese tiempo, ambos llegaron a participar en una grabación en directo del “Tubular Bells” de Mike Oldfield para la BBC (otra integrante de Henry Cow, la intérprete de oboe y fagot Lindsay Cooper participaría en “Hergest Ridge” del propio Oldfield algo después). Valgan sendas anécdotas para situar a los miembros del grupo en el panorama musical de la época, al margen de la calidad intrínseca de su propia obra.

Pese a todo, la música de Henry Cow era ignorada por los medios británicos dándose la curiosa situación de que eran más populares en la Europa continental, en la que daban conciertos con regularidad, que en su propio país. Durante esos viajes trabaron contacto con otras bandas europeas de similares inquietudes lo que les llevó a organizar un festival en Londres con cuatro de esos grupos. El mismo tuvo lugar en marzo de 1978 bajo el sugerente título de “Rock in Opposition” al que acompañaba la acertada frase (desde el punto de vista promocional): “cinco grupos de rock que las compañías discográficas no quieren que oigas”. El festival tuvo tal repercusión que se utilizó el término “Rock in Opposition” como una especie de marca que terminó por convertirse en corriente musical abreviado a sus siglas, RIO. Las cinco bandas participantes se organizaron como una especie de colectivo para promocionarse de forma conjunta lo que llevó a la admisión de nuevos grupos estéticamente afines y a la organización de nuevos festivales similares en los meses siguientes.

Una de las bandas participantes en el “Rock in Opposition” original fue Univers Zero. La formación belga, liderada por el batería Daniel Denis, acababa de publicar su primer disco poco antes y preparaban el que sería el siguiente por aquellas fechas. Los miembros de Univers Zero coincidieron con los de Henry Cow en un festival en Bruselas y Chris Cutler tomó buena nota a la hora de preparar “Rock in Opposition”. La banda belga había sufrido importantes cambios desde sus inicios en 1974. Su líder, Daniel Denis, procedía de Arkham, una banda muy influenciada por Magma (algo lógico siendo su líder Christian Vander batería como Daniel). Tras dejar el grupo, formó junto con otros músicos Necronomicon, quienes pasarían a llamarse Univers Zero poco después. El estilo de Univers Zero era muy original. Todos los miembros eran de formación clásica e interpretaban instrumentos clásicos a los que se añadía una sección rítmica típicamente rockera (bajo eléctrico y batería). La música era intrincada, compleja, poco accesible en una primera escucha. Los ritmos eran poco convencionales y el sonido muy densos. Se reconocían seguidores de Bartok o Stravinsky así como de otros compositores menos conocidos como el malogrado autor belga Albert Huybrechts.

El disco que queremos comentar hoy es el segundo grabado por la banda, publicado en 1979 bajo el título de “Heresie”. En él participan los siguientes músicos: Daniel Denis (batería, percusión), Roger Trigaux (guitarra, piano, órgano y armonio), Michel Berkmans (oboe y fagot), Patrick Hannapier (violín y viola) y el recién incorporado Guy Segers (bajo). Éste último sustituyó sólo unos días antes del viaje a Londres para participar en el festival a Christian Genet recuperando así el puesto que ocupaba cuando se formó el grupo ya que Segers fue uno de los integrantes de Necronomicon. Otros dos miembros de la banda que participaron en el primer disco tampoco figuraban en el segundo por distintos motivos incluyendo, en el caso del segundo violinista, la caducidad de su visado de estudiante lo que le hizo regresar a su México natal. "Heresie" está dividido en tres largas piezas, la primera de las cuales ocupaba íntegramente la "cara a" del disco en su edición original en vinilo.



“Le Faulx” - El comienzo del disco es oscuro, como toda la música del grupo en general. Los instrumentos se mueven en los registros más graves mientras la percusión domina todo el panorama. La densidad es tal que incluso los coros y el órgano parecen sacados de algún tipo de ceremonia prohibida. La composición fue tomando forma a lo largo de los conciertos de los meses anteriores pero alcanzó su estado óptimo cuando los miembros del grupo empezaron a verla como una especie de banda sonora. Esa idea ganó fuerza cuando Daniel Denis descubrió “El Séptimo Sello” de Ingmar Bergman cuya atmósfera encajaba perfectamente con la música que Univers Zero había compuesto. Tras la introducción comenzamos a escuchar alguna intervención más nítida a cargo de los instrumentos solistas, particularmente las maderas y las cuerdas. La batería de Denis toma las riendas manejando a su antojo toda la composición hasta llegar a un interludio casi camerístico en el que se repiten breves melodías de tono inquietante . Algo más tarde llega el caos con los violines interpretando un “ostinato” que parece salido de una banda sonora de Bernard Herrmann acompañados del resto de instrumentos en una cacofonía initeligible. Los últimos minutos de la pieza recuperan el tono oscuro del principio pero con la inclusión de melodías más definidas en lo que termina por ser un final perfecto.




“Jack the Ripper” - El fagot abre la pieza con la repetición de una secuencia de notas sobre la que escuchamos una melodía de viola replicada inmediatamente por el armonio. Progresivamente se incorporan los diferentes instrumentos comenzando por el violín y el oboe hasta la entrada de la batería. Tras unos instantes de tanteo, cambia el tema principal, ahora a cargo del violín y aparece en escena el bajo. Son los momentos más interesantes de una composición que alcanza cotas elevadísimas de inspiración en la parte que corresponde al solo de viola que, parece emular al protagonista del título, Jack “el destripador” en plena acción. El final es una maravilla en la que la batería de Daniel Denis brilla especialmente.

“Vous le saurez en temps voulu” - La autoría de las dos primeras piezas del disco es de Daniel Denis, compartida en el segundo caso con Roger Trigaux que es el compositor único del tema que cierra el trabajo. Comienza con una larga progresión melódica que se nos antoja predecesora de alguna de las obras más atormentadas de Michael Nyman. Enseguida evoluciona hacia una rápida sección en la que se mezclan ritmos vertiginosos con temas que podrían proceder de motivos folclóricos (¿la influencia de Bela Bartok?). Suena una melodía que recuerda a algún fragmento de “Tubular Bells” y entramos en un interludio a cargo del oboe, como sustento rímico, y el violín con puntuales apoyos de percusión. La pieza concluye con un repetitivo fragmento lleno de tensión (gracias a los cortantes violines).

La grabación que hemos comentado pertenece a la reedición de la obra realizada en 2010 por el sello Cuneiform, que incluye un tema adicional procedente de una sesión de grabación de 1975, ajena, por tanto al disco original.

Con el tiempo el sonido de Univers Zero evolucionó hacia un mayor uso de la electrónica y una ampliación de la sección de viento, especialmente tras la incorporación de Dirk Descheemaeker, estrecho colaborador de Wim Mertens durante la mayor parte de la carrera de éste. Hoy en día son reconocidos como una de las bandas más importantes, si no la principal, del “RIO” y “Heresie” suele ser considerado su disco más relevante por parte de la crítica. No será raro que sigan apareciendo por aquí en el futuro ya que nos parece una banda con una de las propuestas más originales de una época como fue la de los años setenta en la que el rock avanzó en todas las direcciones posibles sin complejo alguno.

Nos despedimos con una actuación de 2009 en la que miembros de Univers Zero y de Present (la banda hermana de Univers Zero, formada por Trigaux en 1980) interpretan "Jack the Ripper" en directo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...