domingo, 3 de abril de 2016

Mondriaan String Quartet - Mondriaan and Music (1994)



En 1994 se celebró en La Haya una gran exposición conmemorando el 50º aniversario del fallecimiento de Piet Mondrian. El pintor, uno de los más originales del siglo pasado, es extremadamente conocido, en especial por su “composiciones” consistentes en mosaicos construidos a partir de rectángulos en los que aparecen los colores básicos más en blanco y el negro, delimitados todos por gruesas lineas también negras.

Con objeto de la exhibición, se encargó a algunos compositores contemporáneos la creación de una serie de piezas inspiradas de algún modo en la obra de Mondrian. Todas ellas, junto con otras de autores coetáneos del pintor serían interpretadas a razón de una por mes durante el tiempo que duraba el certamen por el Mondriaan String Quartet, formación fundada en 1982 y dedicada en exclusiva a la interpretación de música de las últimas décadas. Así, fueron interpretas las siguientes obras: “String Quartet, Op.28” de Anton Webern, “String Quartet No.1” de Alexander Mossolow, “Streepjes” de Guus Janssen, “First String Quartet” de Paul Termos, “String Quartet” de Henk Van der Meulen, “Hoochie Coochie Man” de Chiel Meijering, “Three Pieces for String Quartet” de Morton Feldman y “Ergma” de Iannis Xenakis.

Al concluir la exposición, los miembros del Mondriaan String Quartet grabarían un CD conmemorativo con algunas de las obras interpretadas allí y otra escrita especialmente para ellos. Ese disco es el que hoy traemos al blog. Los integrantes del cuarteto son Jan-Erik Van Regteren Altena (violín), Edwin Blankenstijn (violín), Annette Bergmann (viola) y Eduard Van Regteren Altena (violonchelo).

Una de las "Composiciones" de Piet Mondrian.


IANNIS XENAKIS
“Ergma” - Abre el disco esta pieza de Xenakis escrita específicamente para la ocasión e inspirada en una de las composiciones con rojo, amarillo y azul de Mondrian. La música es enérgica y monumental, con una gran presencia sonora y requiere un importante esfuerzo por parte de los miembros del cuarteto. La relación con Mondrian parece evidente si tomamos las masas de sonido que aquí se enfrentan como trasuntos de los grandes rectángulos de colores de la obra del pintor.




MORTON FELDMAN
“Three Pieces for String Quartet” - El estilo de Feldman es opuesto al de Xenakis por lo que asistimos aquí a un gran contraste. La música del compositor americano es reposada, casi inaudible en muchos momentos (en contraste con la pieza de Xenakis, ejecutada en fortissimo en la práctica totalidad de su extensión). Sus tres piezas para cuarteto de cuerda siguen esa linea estática, casi minimalista de no ser porque su obra es anterior a la aparición de ese movimiento. Pese a no ser una obra específicamente escrita para la exposición ni un encargo del Mondriaan String Quartet, el hecho de que Feldman recibiera el apelativo de “el Mondrian de la música” en muchas ocasiones, justifica sobradamente su presencia aquí.

JOHN CAGE
“Five3” - No se interpretó en el marco de las celebraciones del 50º aniversario de la muerte del pintor como sí ocurría con las dos obras precedentes pero sólo por una cuestión formal ya que la obra fue escrita por Cage especialmente para el Mondriaan String Quartet. El lector que haya prestado atención a nuestra anterior entrada se habrá dado cuenta de que el título de la obra de Cage, “Five”, hace referencia al número de intérpretes de la misma reparando en el hecho de que faltaría uno. En efecto, la pieza está compuesta para cuarteto de cuerda y trombón, lo que explica que los miembros de nuestra formación protagonista la excluyeran de sus conciertos de homenaje a Mondrian. Para el disco, cuentan con la presencia de James Fulkerson para completar el quinteto. La obra, como la mayoría de las de la última etapa de Cage (se completó apenas un año antes de la muerte del compositor), es de una gran solidez y su estructura (no deja de ser absurdo hablar de ese concepto en Cage pero no tenemos un término mejor) es similar a la de “Thirteen”, por ejemplo, con el compositor asignando una serie de tonos a cada intérprete que decide cuándo comienza a ejecutarlos y cuándo pasa al siguiente en una secuencia determinada hasta completar la duración total indicada por Cage, en este caso, de cuarenta minutos. Estamos ante una pieza monumental que tendría más que ver con la de Feldman que la precede en el disco que con la de Xenakis.

El Mondriaan String Quartet sigue activo hoy en día y ha publicado más de 20 discos en estos años, siempre centrados en un repertorio contemporáneo, principalmente procedente de compositores holandeses aunque también encontramos en él a autores como Charles Ives, Darius Milhaud o John Zorn. En 2014 falleció Annette Bergman, la viola del grupo, tomando entonces la decisión de no reemplazarla por otro miembro estable incorporando a distintos intérpretes dependiendo de la pieza o piezas a interpretar en cada momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...