martes, 3 de abril de 2012

Hedningarna - Trä (1994)



El disco recientemente comentado, “Kaksi!” alcanzó un gran éxito en Suecia y Noruega y supuso la presentación de Hedningarna en varios países europeos aunque se llegaron a decir cosas como que ganó un Grammy que no fueron del todo ciertas (ganó un Grammy sueco, premio de mucha menor relevancia internacional que los conocidos Grammy de la industria norteamericana).

Ante la grabación de su tercer trabajo, la banda optó por dar una nueva vuelta de tuerca a las que fueron las señas de identidad de su anterior trabajo. Los temas instrumentales practicamente desaparecen, la producción iba a ser mucho más trabajada y agresiva si cabe y la aportación de los vocalistas masculinos se iba a equiparar a la de las chicas. El título iba a ser un juego de palabras entre “Trä” (madera) y “Tre” (tres) que se pronuncian igual.



Foto promocional del quinteto.

“Täss’on nainen” – El disco se abre con una lejana percusión marcando un ritmo ritual. Las cantantes comienzan con una melodía cadenciosa mientras la música va ganando en intensidad como si de una lejana procesión que se acerca a nosotros poco a poco se tratase. Al llegar a nuestra altura, comienzan a sonar las gaitas y un cambio de ritmo nos introduce en una extraña fiesta arcaica. El tema no supone una gran novedad con respecto al sonido del disco anterior por lo que ejerce una especie de labor de puente entre ambos trabajos.

“Min Skog” – El potente sonido de una sierra eléctrica precede a una desbocada tormenta de percusiones que nos pone en guardia. Una inspirada melodía tradicional interpretada, primero con delicadas cuerdas acústicas y replicada después con todos los intrumentos electrificados es el anticipo de la aparición de los cantantes, principal novedad frente a “Kaksi!”, disco en el que su participación se reducía a un tema. La descarga de energía que son capaces de producir estos músicos tiene en “Min Skog” uno de sus mejores ejemplos. El sonido del arbol sugerido al inicio cayendo al suelo pone el punto final a la pieza.

“VargTimmen” – Lo que comienza como una delicada pieza vocal a cargo de Tellu y Sanna al modo de los cantos religiosos medievales se transforma en un vigoroso tema casi rockero con una potente batería electrónica y guitarras eléctricas cercanas al heavy metal. Con este ambiente, la siempre agresiva voz de los cantantes del grupo toma el mando de las operaciones de modo que, cuando en su segunda intervención, las chicas retoman su melodía inicial, nada queda en ella de la inocencia y pulcritud inicial.

“Gorrlaus” – Pasamos ahora a los ritmos electrónicos con elementos próximos al hip-hop como podría haber sido si en vez de surgir en los suburbios de las grandes ciudades norteamericanas lo hubiera hecho en un poblado vikingo. Sin ser la mejor de las composiciones del disco, sí que nos muestra la maestría de estos músicos a la hora de crear un crisol de estilos absolutamente único e inimitable. Hedningarna pueden sonar por momentos como muchos otros grupos pero ningún grupo suena como ellos.

“SkrauTval” – El único instrumental del disco es una preciosa melodía tradicional interpretada a los violines y replicada por las gaitas acompañados ambos instrumentos siempre por el incesante ritmo de las zanfoñas. Hacia el final de la pieza se pueden oir unos preciosos juegos vocales sin texto a dos voces entre las voces masculinas y femeninas de la banda.

“Pornopolka” – Sin tiempo para el descanso llega la siguiente pista, frenética pieza de baile cantada por Sanna y Tellu y ante cuya escucha es fácil imaginarse un tremendo jolgorio alrededor de la hoguera con chicos y chicas bailando en círculo en un claro del bosque. Quizá el título de la pieza lleve la imaginación por otros derroteros pero es ya cosa de cada cual.

“Räven” – Uno de los grandes temas del disco, sin lugar a dudas, es introducido por las rítmicas respiraciones de las cantantes como preludio a una metronómica percusión. El gran hallazgo de “Trä” frente al disco anterior es la combinación de las voces masculinas, que llevan el peso de la narración en varios de los temas en tesituras muy profundas que rozan lo gutural y las de las cantantes interpretando delicados estribillos en un contraste brutal. Este “Räven” (zorra en sueco) es el mejor ejemplo de esto que decimos.



“SaglaTen” – Continúa el disco con una potente introducción de batería que precede a otra melodía de corte tradicional. En esta ocasión, las chicas renuncian al papel dulce de los últimos temas y vuelven a esos registros tan habituales en “Kaksi!” que nos llevan a imaginarnos sombríos aquelarres y truculentas reuniones nocturnas de mujeres de dudosa reputación.

“Tuuli” – El pueblo lapón mantiene hoy en día un curioso estátus supranacional ya que habitan indistintamente territorios de Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia entre los que se les permite moverse con total libertad. El cantante Wimme Saari, es miembro de esa etnia y uno de los más destacados intérpretes del canto “yoik”, peculiar forma de expresión de los lapones y que tiene una sonoridad realmente única. Saari es el artista invitado en este corte que combina los citados cantos yoik con ritmos electrónicos y las voces de Sanna Kurki-Suonio y Tellu Paulasto.

“Täppmarschen” – Con una melodía para cuerdas de indisimulable procedencia medieval se va acercando el disco a su final. En claro contraste con el tema precedente, no hay aparición de intrumentos electrónicos (ni siquiera electrificados) y sólo la voz femenina, las percusiones y las cuerdas intervienen en una composición de gran belleza.

“Tina Vieri” – Y si creíamos que con el suave tema anterior iba a terminarse la cosa, el corte que cierra el disco viene a mostrarnos lo grande de nuestra equivocación. Como si de un resúmen de todas las virtudes de Hedningarna se tratase, en “Tina Vieri” podemos escuchar una compilación de lo mejor que el grupo nos puede dar: ritmos electrónicos, preciosas armonías vocales, energía a raudales y un virtuosismo instrumental que parece algo que todos damos por sentado cuando hablamos de músicos tradicionales pero que no creemos superfluo recalcar.



Si “Kaksi!” era un disco espléndido, podemos afirmar que “Trä” va un paso más allá y llega a superarlo. Con el que era su tercer trabajo, los miembros de Hedningarna se abrieron paso definitivamente fuera de sus fronteras llegando a toda Europa y particularmente a España donde alcanzaron una gran popularidad de la mano de Ramón Trecet y su programa “Diálogos 3” en RNE3. En los años siguientes el grupo sufrió varios cambios en cuanto a sus integrantes y apenas aparecieron dos trabajos más (ya hablamos aquí de “Hippjokk”, su disco inmediato). Esperamos con impaciencia más noticias sobre el anunciado regreso a la actividad discográfica de la banda en este 2012. Mientras esto ocurre, podemos seguir disfrutando de sus mejores discos como lo son, a nuestro juicio, los dos que hemos reseñado en estos días.

Participan en “Trä”: Hallbus Totte Mattsson, Bjorn Tollin, Anders Stake, Sanna Kurki-Suonio, Tellu Paulasto y como artista invitado, Wimme Saari.

Para adquirir el disco podeis probar aquí:

play.com

Y nos despedimos como empieza a ser costumbre con un tema de la banda en directo: "Gorrlaus" en Los Conciertos de Radio 3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...