jueves, 15 de febrero de 2018

Pet Shop Boys - Closer to Heaven (Original Cast Recording) (2001)



En la última entrada que dedicamos a los Pet Shop Boys hablamos de “Nightlife”, un disco que surgió de forma paralela a lo que fue el primer musical escrito por el dúo en colaboración con el dramaturgo Jonathan Harvey. Hablamos de “Closer to Heaven”, obra estrenada en 2001 en Londres y que permaneció seis meses en cartel. Desde luego, no estamos hablando de una producción de gran éxito ya que la duración media de un musical en el West End londinense suele ser superior a esa y es probable que buena parte del público asistente a las representaciones lo hiciera más por el gancho de los propios Pet Shop Boys que por el interés de la obra en sí.

Desde aquel momento, la obra ha sido representada en contadas ocasiones incluyendo una en Australia en 2005, otra en Brighton, Inglaterra, en 2009 (a cargo de una compañía “amateur”) y una más en Dallas en 2010. Más recientemente, en 2015, “Closer to Heaven” volvió a los escenarios londinenses.

El primer intento de crear en un musical por parte de Neil Tennant y Chris Lowe tuvo lugar en 1994 cuando desde la BBC les propusieron crear uno para la televisión. Ya en aquellas conversaciones se sugirió la posibilidad de que Jonathan Harvey formara parte del proyecto pero por unas cosas u otras, la idea quedó en suspenso. En un principio el dúo pensó en adaptar la novela de Graham Greene, “Brighton Rock” pero sus derechos ya habian sido vendidos y no hubo forma de conseguirlos así que pasaron al “plan B” que consistió en un libreto original del propio Harvey. La historia reune a una vieja gloria de la música de baile que ahora trabaja como animadora en un club nocturno, al dueño de ese club y a un joven artista recién llegado a la gran ciudad que es contratado allí como camarero. Ahí comienzan a desarrollarse una serie de relaciones entre el chico nuevo y la hija del empresario pero también entré él y un productor musical que le quiere como miembro de una nueva “boy band” que está preparando. A lo largo de la obra suenan algunas canciones antiguas del dúo junto con otras compuestas para la misma pero publicadas ya un par de años antes en el disco “Nightlife”.

Aunque poco a poco han ido apareciendo varias de las “demos” grabadas por el dúo con las canciones del musical, la única versión íntegra del mismo que se ha publicado recoge las voces del “casting” original por lo que tenemos aquí un disco de Pet Shop Boys cantado por otros artistas lo que no deja de ser interesante.

Imagen de una de las interpretaciones de la obra.


“My Night” - El primer tema del disco hace las veces de presentación de los personajes a través de la voz de Billie Trix, la antigua estrella del pop. Tras su presentación, cada personaje canta su propia versión del estribillo. Es una canción muy potente aunque algo más floja que la versión que los propios Pet Shop Boys grabaron en forma de “demo”. Como introducción del musical, eso sí, se nos antoja impecable.




“Something Special” - El siguiente tema sirve para hablarnos de Straight Dave, el aspirante a artista recien llegado a la ciudad. Lo hace a través de una balada interesante y más entroncada en la tradición del teatro musical que en la de la música habitual de Pet Shop Boys. El comienzo tiene un ritmo muy marcado que paulatinamente se diluye en beneficio de la interpretación de Paul Keating.

“Closer to Heaven” - El que podría ser el “tema de amor” de la obra se repite en varias ocasiones. Es una de las canciones que ya formó parte del disco “Nightlife” aunque aquí suena en una versión más lenta. El arreglo, sin embargo, nos gusta mucho y nos parece muy elegante pese al hecho de que el tema original es uno de nuestros favoritos del dúo. Los teclados, muy sobrios, realzan una melodía que tiene el handicap de que parte del texto del estribillo del tema de 1999 desaparece aquí teniendo que ser reemplazado por el piano.

“In Denial” - El dueto que en “Nightlife” protagonizaban Neil Tennant y Kylie Minogue es aquí una conversación entre el dueño del club nocturno y su hija en la que varias de las lineas del original han sido modificadas. El arreglo es muy potente y nos parece más descaradamente bailable que la versión anterior, destacando una nueva linea de bajo que parece galopar sobre la caja de ritmo dandole una energía adicional.

“Call Me Old-Fashioned” - Una de nuestras piezas favoritas de todo el musical es la protagonizada por el personaje de Bob Saunders, el que podría ser el “malo” de la obra es un personaje cínico pero con un punto encantador que se muestra con una claridad meridiana en la canción. Una gran canción que merecería una buena grabación por parte de los propios Pet Shop Boys más allá de la “demo” que circuló en su momento.




“Nine Out of Ten” - Uno de los momentos más calientes del musical llega con esta conversación llena de dobles (y hasta triples) sentidos entre Straight Dave y Shell Christian, la hija del dueño del club. Una canción absolutamente teatral y llena de complicidad entre los dos intérpretes que quizá funcione mejor dentro de la obra que de forma aislada aunque en lo musical tiene todos los “tics” de las mejores baladas de Tennant y Lowe.

“It's Just My Little Tribute to Caligula, Darling” - Llegamos a otro de nuestros momentos favoritos de la obra en el que Billie Trix hace un particular homenaje a “Caligula” la controvertida película de Tinto Brass que contó con Malcolm McDowell y Peter O'Toole como protagonistas. En cierto sentido es un anticipo de temas como “The Sodom and Gomorrah Show” que aparecerían en discos posteriores del dúo.




“Hedonism” - A modo de interludio aparece aquí una pieza instrumental de esas que Chris Lowe nos deja de vez en cuando, habitualmente en forma de “cara b” de algún single. Es un tema bailable sin mucho más recorrido con una melodía muy escueta y alguna que otra mención del título separando las secciones de la composición.

“Friendly Fire” - Espectacular balada adornada aquí con un precioso envoltorio orquestal y un gran arreglo de piano. La canción fue escrita originalmente por Neil Tennant pensando en David Bowie para interpretarla pero aquello nunca llegó a buen puerto. Al margen de esta versión, los Pet Shop Boys inclurían la suya propia poco después como “cara b” de uno de los singles de su siguiente trabajo.

“Shameless” - Una de esas canciones que inexplicablemente nunca formaron parte de un disco “grande” quedando como mero acompañamiento de “Go West” en el correspondiente single de 1994. Probablemente sea una de nuestras canciones predilectas dentro de la linea más festiva y “petarda” del dúo. Esta versión coral, pese a conservar casi todos los arreglos instrumentales y la fuerza rítmica del original, no llega a la altura de la publicada en su momento por los propios Pet Shop Boys.

“Vampires” - Otra canción que ya escuchamos en “Nightlife” aunque la versión del musical es bastante diferente, algo sobreactuada por parte de David Burt, el vocalista sobre las tablas. Quizá por ello es una de las piezas que menos nos gustan de todo el montaje teatral.

“Closer to Heaven” - La segunda aparición de la canción en el disco es, en realidad, un diálogo entre Straight Dave y su “camello” con lo que el “tema de amor” cambia aquí de signo correspondiendo su presencia con una relación homosexual, juego que es uno de los puntos centrales de la trama. Musicalmente apenas el estribillo y alguna linea de piano nos recuerdan al original siendo el resto una conversación entre los dos personajes.

“Out of My System” - La siguiente canción tiene un extraño arreglo entre el “rhythm and blues” y el “hip-hop” lo que unido a la interpretación de Stacey Roca (Shell) hace que la canción sea difícil de distinguir de cualquier éxito de la época de artistas como Beyonce y similares. Neil Tennant canta en una versión que apareció como “demo” aunque, curiosamente, el resultado no es demasiado diferente. Una canción que, quizá por lo que tiene de extraña, nos gusta mucho.

“K-Hole” - Segundo instrumental del disco que tiene tintes más dramáticos que el anterior. El título hace referencia a los efectos de la ketamina e ilustra la escena en la que muere uno de los personajes de la obra: el amante de Straight Dave. El comienzo es lúgubre y en la parte central entra un enérgico ritmo en segundo plano que le da un tono muy inquietante al tema. Muy de fondo suena la voz de Billie Trix cantando el que en la obra era el gran éxito que tuvo en 1971 y que regrabó años después a modo de “revival”. Esa canción, titulada “Run Girl Run!” no aparece en la obra original pero sí que se vendía como “CD single” en las representaciones teatrales del estreno londinense.

“For All of Us” - Otra balada de una intensidad especial por cuanto en la obra la canta el protagonista al descubrir el cadáver de Lee. Aquí aparece con un acompañamiento orquestal y sin percusiones que le viene mucho mejor que el arreglo electrónico con el que el propio Neil Tennant se rodeó en la versión del tema que Pet Shop Boys publicarían más adelante.

“Closer to Heaven” - La tercera aparición del tema central en el disco comienza con un solo de violonchelo en el que los teclados sólo aparecen como fondo. En el fondo es un canto de esperanza que comienza con un Straight Dave abatido pero que termina con el protagonista mirando al futuro y enlazando sin solución de continuidad con el último corte del disco.

“Positive Role Model” - El álbum concluye con una canción electrónica muy potente en la linea más agresiva del dúo quienes, de hecho, la grabarían posteriormente para su recopilación “Disco 3” (también fue “cara B” de un single pero sólo en Alemania). El tema incluye un popular “sample” del éxito de Barry White, “You're My First, My Last, My Everything” que se respeta en posteriores versiones.

Enumerar la cantidad de veces que los Pet Shop Boys se la han jugado con algo alejado de sus registros daría por si mismo para una entrada independiente. Ya en sus primeros años arriesgaron componiendo un disco entero para una estrella como Liza Minelli y más tarde han grabado desde una nueva banda sonora para un clásico del cine como es “El Acorazado Potemkin” hasta la música para un ballet basado en un cuento de Hans Christian Andersen pasando por una serie de piezas para acompañar una obra de teatro infantil. Es sorprendente comprobar cómo han ido saliendo airosos de prácticamente todos esos retos con la única excepción, quizá, de “Closer to Heaven”. El musical no recibió buenas críticas por lo general aunque hubo excepciones con opiniones muy favorables (en su mayoría de colegas como Elton John o Marc Almond). Sin haber asistido a ninguna representación del mismo no podemos opinar sobre el resultado final pero sí sobre la música que, en nuestra opinión, está a la altura del dúo lo cual es decir mucho. Cierto es que en la mayor parte de los temas en los que hemos escuchado una versión de los propios Pet Shop Boys nos quedamos con ella en detrimento de la del reparto teatral original pero eso no es razón para despreciar este disco.

El único “pero” que le encontramos a esta grabación es su escasa tirada inicial que hace que hoy en día sea difícil de encontrar por un precio razonable. Para despedirnos os dejamos con una de las "demos" del musical interpretada por Neil Tennant.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...