domingo, 27 de diciembre de 2015

California Guitar Trio - Invitation (1995)



Hubo un momento en el que Robert Fripp se sintió incómodo con la forma de tocar la guitara “de toda la vida” y comenzó a explorar en afinaciones alternativas dando con una muy interesante que acabó siendo conocida como “New Standard Tuning”. La ventaja radicaba en la ampliación del rango sonoro del instrumento lo que permite al intérprete ejecutar piezas que no podría afrontar con la afinación normal (por ejemplo, varias del repertorio pianístico). La desventaja se encontraba en la difícil adaptación de la literatura anterior para guitarra a la nueva afinación. Comoquiera que el interés de Fripp radicaba en la creación y no tanto en la revisión del pasado, terminó por adoptar el nuevo sistema aunque no se iba a quedar ahí.

En 1985, poco después de pasarse al “New Standard Tuning”, Fripp comenzó a impartir seminarios a guitarristas en los que explicaba y enseñaba la nueva aficinación. Estas clases, denominadas “guitar craft” tuvieron un éxito importante y de ellas surgieron algunos intérpretes muy notables que el propio Fripp incorporó a sus proyectos. Trey Gunn, quien acabaría incorporándose a King Crimson, sería el caso más claro pero no el único. Una de las formaciones más interesantes surgidas de los “guitar craft” fue el California Guitar Trio, formado en 1991 por el estadounidense Paul Richards, el belga Bert Lams y el japonés Hideyo Moriya, quienes se conocieron en 1987 durante uno de los seminarios de Fripp. Con el tiempo llegarían a actuar de teloneros de los propios King Crimson y a publicar algún disco con el material que interpretaban en las previas de aquellos conciertos.

Hoy nos vamos a centrar en su disco de 1995 titulado “Invitation” que muestra una interesante selección de temas propios y versiones en la que podemos disfrutar de las posibilidades que nos ofrece el formato de trío de guitarras con el añadido de la nueva forma de tocar.



“Train to Lamy Suite (parts 1-3)” - Comienza el disco con las tres primeras partes de una suite dividida en cinco, todas ellas compuestas por los miembros del trío. Escuchamos una trepidante combinación de guitarras acústicas (principalmente encargandose de las partes rítmicas) y eléctricas. En la segunda parte nos movemos en territorios más “americanos” próximos al “country y otras músicas de raíz. Por el contrario, la última parte de la suite contenida aquí es un tango lento y melancólico que podría adornar una puesta de sol en el oeste.

“Punta Patri” - La única pieza del disco firmada en solitario por uno de los miembros del trío es este instrumental de Bert Lams. Muy tranquilo y una linea cercana a la de otros guitarristas que publicaban en aquellos años en solitario como Neal Schon y, especialmente, Craig Chaquico y Tino Izzo. Hay algunos guiños rítmicos en la parte central a Steve Reich y su “Electric Counterpoint” y tambíen llamadas puntuales a Fripp. Una pieza, en suma, muy interesante desde todos los puntos de vista.

“Toccata and Fugue in D Minor” - Comenzamos con las versiones con Johann Sebastian Bach, uno de los compositores clásicos cuya música acepta mejor todo tipo de transcripciones y revisiones. La pieza escogida no es cosa menor: la tocata y fuga en Re menor BWV565, probablemente su obra más popular para órgano. El arreglo corre por cuenta del guitarrista, compositor y musicólogo Stan Funicelli y el propio Bert Lams. La versión del trío es impecable, dinámica y de una precisión y una claridad de sonido magistrales.




“Fratres” - De Bach pasamos a Arvo Pärt, también con una de las obras más conocidas de su repertorio. Pocas composiciones como ésta habrán conocido tantas adaptaciones a diferentes instrumentos, la mayor parte de ellas realizadas por su propio autor. La versión para guitarras mantiene toda la tensión de la obra original toda vez que el instrumento permite, incluso, incorporar las partes de percusión que marcan los distintos ciclos de la pieza. Una delicia a la altura de las mejores interpretaciones de la obra.

“Train to Lamy (part 4)” - Retomamos la “suite” inicial del disco con su minúscula cuarta parte: una nueva muestra de inconfundible sonido norteamericano que apenas dura 25 segundos.

“Apache” - Instrumental clásico del repertorio de la guitarra en el rock. El tema insignia de los Shadows, escrito por Jerry Lordan, es una de las piezas de su categoría que más veces a sigo grabada por otros artistas y la versión que de ella hacen los miembros del California Guitar Trio es absolutamente fiel a la original por lo que tampoco vamos a extendernos mucho más en comentarla.

“Train to Lamy (part 5)” - La última parte de la “suite” central del trabajo es una revisión (más extendida, eso sí) de la anterior que, al lado de esta suena más como una anécdota que como un corte independiente. Ninguna de las dos, en cualquier caso, nos parece que esté entre lo más destacado de “Invitation”.

“Above the Clouds” - Otra cosa es el siguiente corte del disco; una pieza en la que se incorpora al disco Trey Gunn al “stick” y que nos traslada inmediatamente al sonido inconfundible de alguno de los discos clásicos del sello Windham Hill con William Ackerman y, muy especialmente, Michael Hedges a la cabeza (sobre todo en sus piezas en compañía de Michael Manring). La “coda” final contiene una serie de sonidos herencia directa de Fripp que se antojan un homenaje al mentor de la formación. Un tema excelente que es, en nuestra opiníon, el mejor de todos los incluídos en el disco compuestos por el trío.




“Prelude Circulation” - Un preludio de innegable influencia barroca, en especial de J.S.Bach, quien podría pasar perfectamente por el autor de esta pieza, de una gran delicadeza, que cuenta con la participación de un buen número de guitarristas “crafties” (como se conoce a los que adoptan el “new standard tuning” tras pasar por los seminarios de Fripp). Aparecen en la pieza: Hernán Núñez, Fernando Kabusacki, Martin Schwutke y Steve Ball, quienes por su parte forman el grupo Los Gauchos Allemands.

“The Good, the Bad and the Ugly” - Casi terminando el disco nos encontramos una nueva versión, en este caso del clásico tema de Ennio Morricone para la banda sonora de “El bueno, el feo y el malo”. No hay silbidos pero tampoco se echan en falta aunque sean una parte imprescindible en la memoria de cualquier oyente cuando piensa en esta pieza.

“Train to Lamy (part 3, reprise)” - Cerrando el disco, tras un clásico del “spaghetti western”, escuchamos de nuevo la tercera parte de la “suite” que abría el trabajo. Comentábamos entonces su idoneidad para acompañar alguna imagen de aguerridos “cowboys” descansando y su situación cerrando el disco justo detrás de la pieza de Morricone parece incidir en esa idea.

Todas las piezas del disco están grabadas en una sola toma, sin edición posterior de ningún tipo lo que habla bien a las claras de la categoría de los intérpretes. La discografía del trío es bastante amplia y la mayoría de sus trabajos son de similares características a éste: temas propios y versiones de clásicos e instrumentales rock aunque también tienen algún disco dedicado al 100% a las versiones así como a obras de los integrantes del trío. Quizá no sean una agrupación que llegue a ser “de cabecera” para ningún aficionado pero tiene su interés y no está de más acercarse a ellos de cuando en cuando.

Nos despedimos con una versión en directo de "Apache" con Tony Levin como invitado especial:

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...