lunes, 8 de agosto de 2011

Mike Oldfield - The Orchestral Tubular Bells (1975)


Le llega hoy el turno en La Voz de los Vientos a una grabación muy controvertida, algo que no podía ser de otra forma cuando hablamos de la adaptación de un clásico de la música popular a un medio tan distinto como la orquesta sinfónica.

En 1974, tras mucho insistir, David Bedford, prestigioso compositor y colaborador habitual de Mike Oldfield, consiguió que éste le diera permiso para adaptar su "Tubular Bells" para orquesta y traducir así la obra a un formato clásico, probablemente con la idea de darle una trascendencia temporal que aún no se sabía si llegaría a alcanzar la versión original.

Sin demasiado entusiasmo, Oldfield accedió y así Bedford puso manos a la obra y afrontó la difícil tarea de volcar toda la música contenida en "Tubular Bells" en partituras destinadas a músicos de formación clásica. Visto con la perspectiva que nos dan los más de 35 años transcurridos desde la publicación del trabajo, se nos antoja que la empresa estaba condenada al fracaso desde el inicio. Y no porque la obra original no tuviera la altura suficiente ni porque Bedford no tuviera las cualidades necesarias, ya que ambos requisitos se cumplían sobradamente. Era la misma idea la que nos parece erronea ya que la obra original es tan grande por sí misma que cualquier variación sería vista como un error, salvo que se afrontase con un espíritu radicalmente distinto, sin miedo a transformar pasajes enteros aún a riesgo de alejarse definitivamente del original.

Curiosamente, la parte que más cambia respecto al original, el pasaje del "caveman" o troglodita es uno de los hallazgos que más nos gusta, con los metales y las maderas dandose la réplica continuamente en un arreglo melódico de lo más logrado, dado lo complicado, a priori, de la adaptación de ese fragmento del original.

La participación de Oldfield en el proyecto es casi testimonial aportando una breve interpretación de guitarra en la parte final de la obra para reemplazar la intervención originalmente grabada por Steve Hillage. Años más tarde, en una reciente biografía, Oldfield comenta que no quedó particularmente satisfecho con el resultado final. En cierto modo, entendemos su opinión ya que el experimento, sin ser del todo despreciable, sí que podría haber alcanzado un resultado más interesante. Es cierto que en la adaptación está todo en su sitio, las melodías del disco original aparecen también en el nuevo pero por el camino se pierde toda la magia del disco original y apenas tenemos espacio para la sorpresa.

Valga este disco como experimento y para acercarse a "Tubular Bells" desde otro punto de vista. Ha habido más adaptaciones a otros formatos de esta obra y es posible que en el futuro aparezcan por aquí. Por ahora, os dejamos con los habituales enlaces para adquirir el disco:

amazon.co.uk

play.com

Fragmento con la primera parte de la obra:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...