domingo, 3 de junio de 2012

Wim Mertens - Struggle for Pleasure [30th Anniversary Edition] (2012)



La fiebre por las reediciones de discos clásicos que parece haber contagiado en los últimos años a las discográficas está teniendo un efecto muy positivo para las colecciones de los buenos melómanos a la vez que nefasto para sus bolsillos. Aprovechando esta moda, vamos a comentar hoy un disco que es a la vez un disco imprescindible y una novedad. “Struggle for Pleasure” fue en su momento el segundo lanzamiento discográfico de Wim Mertens allá por el lejano 1982 y contenía ya alguna de las melodías más populares del músico en toda su carrera.

La discografía de Mertens, además de extensa, tiene todas las características de un galimatías ya que en ella aparecen títulos que no encontraremos en las tiendas si preguntamos por ellos pero que sí aparecerán si nuestra búsqueda se hace correctamente. Un ejemplo de esto es el primer trabajo del músico, ya comentado aquí hace tiempo: “Vergessen”. No lo encontrareis en ningún sitio (salvo de segunda mano o como resto de stock) pero sí está incluído al completo en el recopilatorio “With Usura” junto con el disco que comentamos hoy. Y así ocurre con un buen montón de títulos de la discografía del belga. Discos como “At Home / Not at Home”, “Ver-Veranderingen”, “Instrumental Songs”, “If I Can” y muchos otros están reeditados en distintos lanzamientos posteriores, en su mayor parte acompañados de otros discos y bajo otro título distinto. En resumen, es muy complicado encontrar todos los trabajos de Mertens si no sabemos buscar pero en contrapartida, practicamente el 100% de su catálogo está disponible hoy en día, cosa que no ocurre con otros artistas, incluso con los que son infinítamente más populares que nuestro protagonista.



Wim Mertens circa 1982


“Struggle for Pleasure” no es realmente lo que conocemos por LP ya que apenas llegaba a los 20 minutos de duración en su edición original aunque el hecho de que fuera un 33 1/2 rpm impedía calificarlo de maxi single y el formato de 12 pulgadas lo excluía de la categoría de EP. Discusiones estériles al margen, lo cierto es que en la corta duración del disco había concentrada una cantidad de buena música realmente inusual. Los músicos que intervienen en la grabación original son: Luk Schollaert (saxo soprano), Anne Van Der Troost (arpa), Hans Francois (piano, sintetizadores, tratamientos electrónicos), Wim Mertens (piano, voz, sintetizador), Pieter Vereertbrugghen (sintetizador), Marc Grauwels (flauta piccolo), Dirk Descheemaeker (clarinete), Marilyn Maingart (flauta piccolo) y John Ruocco (clarinete).

“Tourtour” – Abre las hostilidades el sonido de un arpa haciendo las veces de guitarra acústica como soporte de la melodía principal de saxo soprano antes de tener su momento de protagonismo con unos intrigantes acordes. El clarinete se une a la mezcla para terminar la pieza, una composición misteriosa y con un cierto aire inquietante.

“Struggle for Pleasure” – Contrastando con el tema anterior, es un vigoroso piano el que introduce la siguiente pieza con un comienzo realmente brillante que no tarda en mutar hacia una sensacional melodía llena de ritmo y color. Los brios desbocados del piano son respaldados con total convicción por los vientos que apuntalan el ya de por sí sólido diseño de la composición, a la que hace tiempo que se sumó un segundo piano recordando por fuerza a ese otro clásico de Mertens de su anterior trabajo: “4 Mains”. Nos encontramos ante una de las mejores piezas del Mertens inicial en la que empieza a conformarse un estilo propio, cercano por momentos al minimalismo pero con una personalidad muy particular que evidenciaba que el músico belga no era un simple seguidor más de los Glass, Reich y compañía.

“Salernes” – El siguiente corte se basa en una rápida melodía de piano eléctrico con un sonido muy particular que Mertens iba a aprovechar intensivamente en estos años aunque especialmente en grabaciones que no saldrían a la luz hasta mucho tiempo después. El resto del “ensemble” acompaña durante la pieza con una instrumentación compuesta de nuevo por arpa y vientos a los que se suman las flautas por primera vez en el disco.

“Close Cover” – Llegamos al punto culminante del disco con la composición fundamental del belga en sus inicios. La melodía más utilizada en sintonías, bandas sonoras etc. (probablemente) de toda su carrera. Se trata de un tema lento de piano con una melodía cautivadora y de una sencillez exquisita con unos ligerísimos arreglos de sintetizadores y una voz de fondo en algún pasaje llena de sutileza. Pocos músicos llegan a componer una obra maestra del calibre de “Close Cover” en toda su carrera. Para Mertens fue el punto de partida para otras muchas pero tenemos la sensación de que nada habría sido igual sin esta melodía. Cuando en Windham Hill quisieron lanzar al músico belga en los Estados Unidos (con escasa repercusión, todo sea dicho) escogieron no sólo esta música, sino el título de la pieza para el recopilatorio que pretendía dar a conocer a nuestro compositor al otro lado del atlántico.

“Bresque” – Si ya de por sí, el disco es un trabajo realmente breve, sorprende aún más el hecho de que una de las piezas sea una versión de la que abría la grabación. Tenemos la misma melodía y los mismos instrumentos pero con un curioso tratamiento electrónico que le confiere una sonoridad completamente diferente. Comentaremos más adelante, y no será la primera ni la última vez que lo hagamos, cómo Mertens es aficionado a revisitar sus composiciones, desmenuzandolas, exprimiendo sus distintas facetas para explotar al máximo cada una de sus melodías. Nos gusta llamar a este proceso tan típico del belga “deconstrucción”, término que, si bien no tiene significado musical, sí que nos parece aplicable al caso puesto que Mertens somete en ocasiones a su música a una especie de autopsia, separando todos sus elementos y aislandolos del conjunto como modo de acercarnos al proceso de creación de la pieza en sí. Veremos ejemplos más claros en ésta misma entrada.

“Gentleman of Leisure” – Como queriendo contradecir nuestras palabras anteriores, el tema que cierra el disco tiene todas las características de la música de Philip Glass de los primeros años setenta a excepción de la longitud de la composición, reducida aquí a unos escasos cuatro minutos y medio. Esta influencia, que es evidente en cuanto a ritmos y a la forma de construirlos, no implica una mera labor de copia por cuanto encontramos también elementos típicamente “Mertensianos” (si se nos permite el calificativo) en toda la composición.

Llegados a este punto tendríamos que cerrar el apartado dedicado al disco “Struggle for Pleasure”. Sin embargo, como la edición que hoy comentamos es la aparecida con motivo del trigésimo aniversario del disco, la cosa no termina aquí. Por algún motivo, cuando hace unos pocos años EMI Classics compró el catálogo de Wim Mertens y lo reeditó en todo el mundo (salvo en España, donde, por alguna carambola que se nos escapa, es Warner la que lo explota), los discos “Vergessen” y “Struggle for Pleasure” fueron recuperados en un solo CD con el título “With Usura”. Sabemos que esto sólo dificultará la comprensión de la situación pero el citado “With Usura” era en realidad la reedición de un antiguo recopilatorio de similar título (“Usura Early Works” se tituló entonces) que con similar contenido e idéntica portada apareció en 1989 con dos cortes menos (“Circular Breathing” e “Inergys (reprise)”, ambos de “Vergessen”). A título de curiosidad, los poseedores de aquel viejo disco recordarán que en la portada se apuntaba a Wim Mertens como compositor y a Soft Verdict como intérpretes. Este detalle se omite por completo en las posteriores ediciones pero lo cierto es que Soft Verdict era el nombre de la banda que Mertens fundó en 1980 en su Bélgica natal y con la que actuaba regularmente.

Pues bien, la edición hoy comentada de “Struggle for Pleasure” consta de dos discos. El primero de ellos, titulado exactamente así: “Struggle for Pleasure” contiene el mismo material musical que “With Usura” de 2007, o lo que es lo mismo, los discos originalmente titulados “Struggle for Pleasure” y “Vergessen”, ambos publicados en 1982. Ignoramos la razón pero no hay ya ninguna referencia al título “Vergessen” por ninguna parte en todo el disco. El segundo disco es, quizá, el mayor atractivo para el aficionado veterano del músico belga, por cuanto es el que contiene todo el material inédito. Lleva por título “Double Entendre”. Queremos hacer un apunte que servirá de orientación para el lector para darse cuenta de que no todo es lo que parece en la discografía de Wim Mertens. Hasta ahora hemos hablado de “Struggle for Pleasure” y de “Vergessen” como de sus primeros discos y en rigor esto es así, cronológicamente hablando, aunque la cosa no es tan simple. Existe un disco incial, anterior a ambos, publicado por Mertens a dúo con Gust de Meer en 1980 con el título de “For Amusement Only”. Pero hay varios discos más con música compuesta y grabada en este periodo pero publicada un tiempo después. Así, con motivo de la edición de una caja recopilatoria años atrás, apareció en disco “Ver-Veranderingen” con material inédito del periodo 1980-1982 y en 2001 se reeditó un single de esos mismos años con el título de “At Home – Not at Home” acompañado de hasta cuatro composiciones inéditas de esta misma época.



Mertens en 1981 "jugando" con una máquina de pinball. De ahí saldría un disco con el título "For Amusement Only".


En esta misma linea es en la que podemos encuadrar este “Double Entendre”. Se trata de composiciones de las mismas fechas que las incluídas en “Struggle for Pleasure” pero nunca antes publicadas y entre las que encontraremos varias sorpresas. Al menos dos de los cortes del disco son versiones de temas conocidos regrabadas completamente en 2012, según se señala en los créditos pero es posible que no sean las únicas. No existe demasiada información al respecto de la procedencia de cada una de las composiciones pero hemos podido hacer algunas averiguaciones que compartiremos a continuación. Pasamos a desgranar “Double Entendre”:

“Line Bundles” – Abre el disco la primera de las que hemos querido llamar “deconstrucciones”. Mertens utiliza la misma melodía de “Circular Breathing”, composición incluída en “Vergessen” y la ralentiza despojándola de cualquier tipo de adorno. Sólo una escueta sección de vientos es la encargada de interpretar la pieza convertida de este modo en algo distinto.

“Sieve Coverings” – Una melodía de piano que se va repitiendo con energía es lo primero que escuchamos en la segunda composición del disco enla que de repente podemos oir al propio Mertens cantando en el estilo del que hizo bandera años después. Esto, que escuchado hoy en día, no sorprende al lector familiarizado con la trayectoria de Mertens, no deja de ser una novedad importante si nos fiamos de la datación de la grabación que la sitúa en 1982. No nos encontramos en esta ocasión ante una revisión de una composición anterior sino, por el contrario, con una versión previa de otro tema del repertorio del músico: la melodía será rescatada con un formato completamente diferente años después en “The Personell Changes” del disco “Motives for Writing”.

“Chordal Graphs” – Supuestamente fue escrita como sintonía para un programa de radio. Se trata de un brevísimo tema cantado a dos voces (no llega a los 40 segundos) por Patricia Van Heukelom. Como sucedía con el corte anterior, la melodía fue rescatada en “The Whole”, del mismo “Motives for Writing”.

“Suite Exacte” – Repetimos tema de similares características al anterior. Se trata también de una sintonía de brevísima duración e interpretada a la flauta. La melodía, realmente bella, también fue incorporada con algunas variaciones a “The Whole”.

“Gentleman of Leisure” – De acuerdo con la información del disco, hay dos cortes grabados en 2012 que no son sino versiones del disco orginal. El primero de ellos es esta versión en la que la principal novedad es la guitarra eléctrica de Peter Verbraken, que le da un aire completamente distinto a la composición. Junto con él, participan en la pieza Tatiana Samouil (violín), Sabine Warnier (flauta), Philippe Thuriot (acordeón), Ruben Appermont (contrabajo) y el propio Mertens al piano.

“Unwinding Nests” – Regresamos a las melodías para piano y voz con una pieza lenta y repetitiva en la que el piano hace las veces de elemento rítmico más que melódico. Es una de las escasas piezas del disco que no hemos logrado relacionar con ninguna otra composición de Mertens de años posteriores.

“Without Fioritures” – Aunque luego no tuvo una gran repercusión en los discos publicados en su momento, Mertens experimentó mucho en los primeros ochenta con los sintetizadores y el piano eléctrico, especialmente con un modelo en concreto del fabricante italiano Crumar. Esta composición (como casi todo el disco “At Home – Not At Home”, por ejemplo) está interpretada por completo por ese instrumento. El sonido que produce es realmente peculiar, como de una especie de acordeón futurista, y el belga lo hace suyo en muchas composiciones. Este corte concreto es uno de nuestros favoritos del disco.

“Simple Repose” – Regresamos al formato de piano y voz. Si tenemos que hacer caso a los créditos del disco, debemos creernos que esta composición es de hace 30 años. Sin embargo, el estilo de la pieza no se corresponde con lo que Mertens hacía en aquellos momentos y sí con su producción más reciente. Como curiosidad, es una de las pocas ocasiones en las que voz del belga se duplica para ejecutar un bonito duo consigo misma.

“Salernes” – Segunda versión de otro tema del disco original y con la misma formación que la precedente. La parte que en la partitura de 1982 se reservaba para los vientos, queda ahora en manos del acordeonista en cuanto a la melodía principal, y para los teclados en las secciones rítmicas.

“Families of Characters” – Con el siguiente corte no hay muchas dudas ya que se trata de una nueva (o vieja) versión de “Multiple 12”, por otra parte, quizá la pieza que más revisiones y formatos distintos ha conocido de toda la discografía de Wim Mertens. Sin pensar demasiado y a vuelapluma, nos vienen a la cabeza hasta cinco o seis versiones diferentes de la composición con el título original o con otros diferentes. La que podemos escuchar aquí es completamente electrónica y creemos que el resultado merece mucho la pena y justifica la obstinación de Mertens con esta melodía.

“Rings of Invariants” – Acercandonos al final del disco nos encontramos con una nueva versión, ahora de “Tourtour”, para piano y vientos. Probablemente se trate de una demo primitiva de la composición en la que posteriormente se sustituyó el piano por el arpa. Escuchando la pieza en este formato, no sabemos a qué carta quedarnos. “Rings of Invariants” suena realmente bien pero lo que confería su carácter misterioso a la pieza era, en nuestra opinión, el arpa. Los últimos minutos de la pieza son un guiño a “Close Cover” que viene a ponernos en guardia ante el cierre del disco.

“Cryptic Reserve” – El cierre escogido por Mertens para el disco no puede ser más enigmático. Para empezar, tiene un sonido orquestal que no se corresponde en absoluto con los créditos del disco. Además, la melodía tiene algo de familiar que no termina de hacerse evidente, y algo extraño que nos lleva a pensar que hay gato encerrado. La impresión que nos da es de que se trata de una versión para orquesta de “Close Cover” pero reproducida al revés, aunque no hemos tenido la ocasión aún de probarlo. Con esta especie de acertijo, termina el disco.

Es comprensible que el aficionado de largo recorrido se muestre receloso ante este tipo de lanzamientos en los que debe pagar por una música que ya tiene para disfrutar de un puñado de piezas nuevas, lo que nos pone en la disyuntiva de recomendar o no la adquisición de este disco. Lo cierto es que de este modo, quizá no ideal, en este momento todos los discos de Mertens están disponibles en uno u otro formato en las tiendas. Cuando comparamos esta situación con la de otros músicos habituales del blog, cuyos trabajos (incluso alguno de los más destacados) no están disponibles en estos momentos en ningún formato físico nos damos cuenta de que esta forma de publicar cosas no es sino un mal menor. No somos demasiado partidarios de las compras fragmentadas de temas sueltos de los discos en plataformas tipo itunes, como parece plantearse en el escenario más inmediato ante la situación del mercado pero en casos como estos, no deja de ser una alternativa viable cuando alguien no quiere comprar de nuevo música que ya tiene. Como partidarios de los formatos “físicos”, os dejamos un enlace para haceros con la edición que hoy hemos comentado y en la que, en realidad, tendreis acceso a tres discos de Mertens en un solo paquete.


Nos despedimos por hoy con un raro video promocional de Struggle for Pleasure de 1982:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...