lunes, 7 de enero de 2013

Wim Mertens - Open Continuum (2011)



Si hay un ámbito al que el músico belga Wim Mertens no ha llevado aún sus composiciones, ese es el de la orquesta sinfónica y es que en los más de 30 años de carrera del compositor hemos podido escuchar piezas para piano, para todo tipo de formaciones de cámara, para instrumentos solistas, para voces e incluso para instrumentos electrónicos o exclusivamente para percusiones. Por el motivo que sea, la escritura para una agrupación orquestal de gran tamaño es un paso al que Mertens parece mostrarse reticente.

Sin embargo, en los años más recientes han existido acercamientos a este formato en forma de adaptaciones de algunas de sus viejas composiciones para orquesta. El primero de ellos tuvo lugar en 2005 cuando el músico grabó con una orquesta belga bajo la dirección de Dante Anzolini una selección de piezas de su repertorio para el disco “Partes Extra Partes”. La idea tuvo su continuación el 2008 cuando el músico, acompañado de la Orquesta Sinfónica de Tenerife dirigida por Dirk Brosse, ofreció un concierto en la Sala Sinfónica del auditorio Adán Martín de la propia capital tinerfeña. De esa actuación surgió una caja con dos CDs y un DVD que vio la luz en 2011. Aunque las notas de prensa en las que se presentaba el concierto hablaban de la presentación del disco anteriormente citado, el repertorio fue bastante más amplio y en él figuraba alguna composición inédita. Como parece lógico, los trabajos en los que se basa el repertorio del concierto son aquellos escritos para el “Wim Mertens Ensemble” (especialmente “Integer Valor”) quedando fuera los discos de piano.

Espectacular interior de la sala de conciertos del auditorio.

“In and for itself” – Comenzaba el concierto con una pieza escrita para el concierto conmemorativo del 25 aniversario de la carrera de Mertens que tuvo lugar en 2005. El tema fue publicado anteriormente en el disco “Partes Extra Partes” aunque lo cierto es que, a pesar del nuevo título y de la orquestación, nos encontramos ante una adaptación de una pieza para piano titulada “Von Ganz Unten” que formó parte del disco “Der Heisse Brei” de 1999.

“Varieties of Invariants” – La primera pieza realmente nueva del disco es este tema de piano. Solemos catalogar la música de piano en varios grupos: piano y voz, ensemble e instrumentos solitas y esa clasificación no deja de ser muy simplista ya que, incluso entre los discos de piano (o piano y voz) hay muchas diferencias de estilo. La pieza actual se contaría en el grupo de las menos melódicas, de las que están más destinadas a crear un estado de ánimo concreto y en el contexto del concierto sirve perfectamente como introducción de la siguiente composición.

“Multiple 12” – A estas alturas, hablar de este tema procedente del disco “Vergessen” sería algo reiterativo para los lectores del blog puesto que ya nos hemos ocupado de él en muchas ocasiones. No queremos omitir el comentario puesto que consideramos que es una de las piezas que mejor soporta el cambio hacia la orquesta, recordándonos en sus instantes iniciales a un clásico del género como “Façades” de Philip Glass. Nos empezamos a dar cuenta durante su ejecución, además, de lo que será uno de los puntos más interesantes del concierto: no se trata de meras transcripciones orquestales sino que se ven activamente acompañadas por el piano del propio Mertens ¿improvisando? Nuevas melodías que actualizan en cierto modo las partituras originales.

“The way down” – Comentábamos más arriba que “Integer Valor” iba a ser el disco más representado en “Open Continuum” y este es el primer ejemplo. Para muchos seguidores del compositor belga, entre los que nos contamos, se trata con toda probabilidad de su obra maestra, al menos, en cuanto a la composición para “ensemble” se refiere. Además, es, por sus propias características, uno de los discos que mejor puede adaptarse al formato orquesta. En esta pieza concreta tenemos la evidencia de que esto es cierto. Se trata de una especie de marcha procesional muy solemne. En la versión hasta ahora conocida era un corte mucho más oscuro de lo que se muestra con la orquesta y esta es una transformación que le sienta realmente bien a pesar de ser uno tema con escaso desarrollo melódico.

“Tout ça, c’est fini” – Llegamos así a una de las piezas más intensas de “Integer Valor” (tenemos que dedicar una entrada pronto a ese disco, dicho sea de paso). La adaptación consigue transformar en un grado considerable el tema original. El tratamiento más agresivo de los metales y la voz del artista consiguen mostrarnos una versión casi cortante de la composición. A pesar del enfoque ten distinto frente a la pieza que conocemos, no nos disgusta el resultado.

“Al” – Si hay una pieza en el disco que merece ser destacada por encima del resto, no puede ser otra que “Al”. No hace mucho que hablamos del triple disco “Alle Dinghe” y entonces ya dimos buena cuenta de nuestra opinión acerca de esta joya surgida de un Mertens en un estado de inspiración máxima. No se nos ocurren motivos para modificar lo más mínimo la partitura original para trío de cuerdas; es más, seguimos quedándonos con ese formato pero la versión para orquesta de la composición sigue siendo magnífica.

“Often a bird” – Aunque anterior en dos años a “Integer Valor”, “Jardin Clos” fue un disco que ya anticipaba en buena medida lo que iba a ser aquel trabajo. En “Open Continuum” se comporta de modo similar a los temas de aquel disco aunque no se trata de una versión que aporte demasiado frente a la original.

“The way up” – En cierto modo se trata de una especie de contrapartida de la anterior “The way down”, una marcha algo más desarrollada en la que la voz de Mertens es la que ejecuta las partes melódicas. Nunca fue uno de nos cortes favoritos en la obra original aunque tampoco suena mal en esta nueva versión.

“Zusammensetzen” – Para los asistentes al concierto tinerfeño esta era una composición nueva. Para los que compraron el disco en 2011, sin embargo, no lo era tanto puesto que la pieza apareció publicada en el intervalo de tiempo transcurrido entre ambos sucesos como parte del disco “Zee versus Zed”. Se trata de uno de nuestros cortes favoritos del concierto.

“In 3 or 4 days” – Entramos ya en el segundo CD que compone “Open Continuum”. En la versión que conocíamos del disco “Integer Valor”, éste era uno de los temas más sorprendentes por la utilización de sonidos electrónicos como parte de la sección rítmica de la pieza. La transcripción orquestal de los mismos no es todo lo afortunada que podría haber sido con lo que, aunque el resultado es aceptable, teníamos mayores expectativas para esta pieza concreta.

“The paths not taken” – Una de las cosas que más no llamó la atención al ver el repertorio del concierto fue la poca representación que tenían los discos más recientes del músico en el mismo. Concretamente esta pieza es la única procedente de “Receptacle”, el trabajo más próximo en el tiempo a la actuación (junto con “L’Heure du Loup” que ni siquiera apareció en el concierto). A pesar de la participación de la orquesta, el enfoque es el de un tema de piano y voz en el que el resto de los instrumentos actúan como un mero refuerzo, salvo en la parte final en la que son protagonistas. Con todo, el resultado es satisfactorio.

“La fin de la visite” – Entramos así en una sección de tres temas consecutivos procedentes de “Integer Valor” y que cierran la parte central del concierto antes de pasar a los “bises”. El primero de la serie ya era uno de los platos fuertes del disco original y mantiene todo ese espíritu. Destacan sobremanera los metales en la melodía principal que gana en épica frente a su primera encarnación.

“To obey” – Estamos ahora ante una pieza que ya encerraba en su primera versión un espíritu orquestal con lo que la versión del concierto apenas presenta novedades.

“Yes, I never did” – Sin dudarlo, creemos que esta era la mejor pieza de todas las presentes en “Integer Valor” y también una de las mejores escritas por su autor. Quizá por ello, no nos termina de convencer esta nueva versión. Es cierto que las cuerdas suenan incluso más poderosas que en su concepción inicial pero el ritmo arrollador que marcaban los instrumentos de viento desde el comienzo en aquel disco, no nos envuelve con la misma fuerza aquí quedando atenuado frente al resto de la orquesta. A pesar de la comparación, nos sigue pareciendo una composición magnífica y de lo más destacado del concierto.

“Further hunting” – Antes de la despedida con algunos grandes éxitos de la etapa más popular de Mertens, el belga incorpora esta pieza procedente de “Skopos”, su disco de 2003. De alguna forma, se trata del tema menos “orquestal” de todo el disco ya que el tratamiento de las distintas secciones instrumentales es el mismo que tienen en el disco de estudio los instrumentos independientes. No hay adaptación al nuevo medio sino una transcripción casi literal de modo que lo que funciona para una formación más reducida, no lo hace del mismo modo con el grupo de instrumentos aumentado hasta alcanzar las dimensiones del concierto. Junto con la inicial “In and for Itself” posiblemente estemos ante dos de las piezas más prescindibles de la obra.

“Birds for the mind” – La que fue una de las primeras incursiones de Wim Mertens en la música para el cine tuvo lugar tras la llamada de Peter Greenaway para encargarle la música de la película “El vientre del arquitecto”. A pesar de que en el montaje final hubo apenas cuatro composiciones nuevas y se completó el “score” con viejos éxitos del belga y una partitura adicional de Glenn Branca, la composición que aparece aquí traspasó las fronteras del cine y se convirtió en una de las más exitosas de Mertens a mediados de los ochenta, por lo que se incorporó como “bis” habitual a sus conciertos. Tenemos que reconocer que, arropada por la orquesta, la voz (y el piano) de Wim, suenan mejor que nunca en esta nueva interpretación.

“Close cover” – Y ya en plena despedida, no podían faltar dos clásicos del disco “Struggle for Pleasure”. El primero de ellos, el que probablemente sea el tema más popular de los escritos por el compositor belga: “Close Cover”. La curiosidad por escucharlo con el apoyo de toda una orquesta sinfónica justificaba su presencia y el arreglo de la pieza fue exquisito sin que ésta interfiriese lo más mínimo en la popular melodía de piano que todos conocemos tan bien.

“Struggle for pleasure” – Más complicada nos parecía la adaptación de esta pieza por su carácter fundamentalmente rítmico que no termina de encajar con una gran masa orquestal. Se optó por la alternativa más lógica que era la misma que en “Close Cover”, un apoyo en determinadas partes sin pretender que la orquesta sea protagonista. Con todo, en determinadas secciones, el conjunto no termina de sonar todo lo fluidamente que debería.

“A sandy shore” – Cuando todo hacía prever que el concierto había llegado a su fín, Mertens nos regala un “bis” inesperado procedente de la banda sonora de “Father Damien”. Era esta una película cuya música le fue encargada al músico en la misma época en la que trabajaba en el disco “Integer Valor” y no podemos evitar la sensación de que para la misma, Mertens se nutrió de descartes procedentes de aquel trabajo. En el caso concreto de esta pieza, el músico belga adapta una melodía presente en el disco “Jardin Clos” bajo el título de “Not Me” a la que añade alguna línea melódica nueva. Con todo, “A sandy shore”, funciona bastante bien en la versión de “Open Continuum” aunque nunca la habríamos escogido como cierre de un concierto.

A pesar del gran trabajo realizado por la orquesta, no podemos afirmar que el resultado sea del todo convincente. Como suele ocurrir con este tipo de adaptaciones orquestales de música que no fue concebida originalmente para este formato, encontramos que muchas de las piezas suenan impostadas y no llegan a convencernos. Hay excepciones, (¿cómo no?) en las que los nuevos arreglos muestran una dimensión distinta del tema original y que justifican el experimento pero, en líneas generales nos quedamos con las versiones originales. En cualquier caso, “Open Continuum” es un documento muy interesante que todo seguidor de Mertens puede disfrutar, tanto en su versión de sólo audio como en el DVD que completa la caja. Como siempre, lo podéis adquirir en los siguientes enlaces:

amazon.es

fnac.es

Podéis escuchar el disco en spotify

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...