jueves, 28 de abril de 2011

Jean Michel Jarre - Oxygene (1976)


En 1976, la música electrónica había conocido ya alguno de sus más importantes trabajos a cargo de Tangerine Dream, Kraftwerk o Klaus Schulze pero no había dado aún el paso que le faltaba para llegar al gran público y convertirse en un género superventas. Lo que no era previsible es que este empujón lo diera un músico francés practicamente desconocido con apenas un puñado de singles editados en su país, un disco con pequeñas composiciones a modo de librería de sonidos y una banda sonora de escasa repercusión.

De la noche a la mañana, medio mundo se encontró silbando las pegadizas notas de "Oxygene 4", primer extracto del disco y hit casi instantaneo. De cualquier forma, el éxito del single habría quedado ahí, como tantos otros temas de similares características de la época como "Onix", "Magic Fly", etc. de no ser porque el resto del disco era tan brillante o más que su parte más conocida.

"Oxygene" es una suite dividida en 6 movimientos sin solución de continuidad, compuesta e interpretada en solitario por el propio Jarre con el apoyo de Michel Geiss, ingeniero de sonido y diseñador de multitud de instrumentos electrónicos. Lo que distingue a este disco del resto de trabajos de la época en su género es la extraordinaria limpieza del sonido y su exquisita producción. Nada sonaba igual en 1976 y todavía hoy sigue siendo una referencia en la música elaborada con sintetizadores. En todo caso, cualquier cosa que podamos decir de esa obra sería una pérdida de tiempo cuando podemos emplearlo con mayor aprovechamiento en escuchar la música.

Podeis adquirir la obra original en varios sitios a buen precio:

play.com

amazon.fr

Una muestra de uno de los fragmentos más conocidos: "Oxygene 2"

9 comentarios:

  1. Amigo MIke, perdona por la tardanza en la visita. Te agrego a mis favoritos en http://fonotecaidealclasica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Ya me cuento entre tus seguidores también. Un saludo. Nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno el Oxygene. No sé si estás familiarizado con el asunto, pero hay quien señala -y puede ser verdad- que los grandes álbumes de música cósmica de finales de los setenta (pongamos Albedo 0.39 de Vangelis o Stratosfear de Tangerine Dream, entre otros) estuvieron bastante influidos por la "fiebre OVNI" de entonces. Se publicaban montones de libros sobre el tema, como los de Daniken, y supuestas abducciones aparecían en las portadas de los periódicos cada dos por tres. En la cultura popular de la calle, mucha gente pensaba que el primer contacto oficial con los marcianos llegaría en cualquier momento. Interesante al menos, ¿no te parece?

    Tampoco estaría de más, y es algo que antes o después trataré en mi blog y te invito a hacer en el tuyo, reflexionar sobre la simbología masónica que hay en las portadas (y me atrevo a decir que también en la música y los conciertos) de Jarre. Hay para un articulazo.

    Un saludo, y enhorabuena por tu trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Es un tema que traté de refilón hace unos años en el libro Jean Michel Jarre que edité con Cátedra. Ciertamente, la simbología masónica está muy presente en la obra gráfica que acompaña a la música y los conciertos de Jarre. Sobre lo del tema cósmico-espacial, siempre se ha hablado de la conexión entre la música electrónica y estos temas pero no suelo darle mucha importancia a este hecho.

    Nos leemos.

    Un saludo de Rubén Alonso (Mike Shooter es sólo un nick para internet ;-) )

    ResponderEliminar
  5. ¡Hombre, Rubén Alonso! Tengo tu libro. Me lo compré junto con el de Mike Oldfield de José Cantos y el de Vangelis de Luis F. Torre. Estaba muy bien aquella colección, la recuerdo de cuando todavía no contaba con Internet para saber detalles sobre la música que me gustaba.

    ResponderEliminar
  6. José Cantos es quien lleva el blog Solsticio de Invierno, que está entre mis favoritos. Luis Fernando Torre es amigo personal desde hace años (esta semana santa estuvimos tomando algo) y otro de los autores que publicaron en la colección, Carlos Romeo (King Crimson), es un habitual del foro de Sinfomusic... al final, el mundo es un pañuelo...

    ResponderEliminar
  7. Acabo de descubrir el Blog y estoy absolutamente maravillado por la profundidad y objetividad de tus reseñas discográficas. No es fácil encontrar un comentario/crítica de este nivel en internet, donde lo más normal es el forofismo. Lo que más me gusta es que has conseguido expresar con palabras conceptos e impresiones difíciles de verbalizar. Bravo.

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, tenía entendido que la colaboración con Michel Geiss comenzó con Equinoxe, es decir, que no tuvo nada que ver con la grabación de este álbum. De hecho, no aparece su nombre en los créditos. Pero igual dicha colaboración ya existía, aunque no estuviera reseñada en el disco. ¿Me lo puedes confirmar?

    Gracias

    ResponderEliminar
  9. En los créditos de la reciente reedición en vinilo de "Oxygene" aparece el agradecimiento a Michel Geiss que no estaba en ninguna de las ediciones anteriores del disco. Aprovecho para contestarte aquí otra cuestión. La portada de Chronologie, efectivamente, está basada en un cuadro de Granger pero no es exactamente igual.

    Gracias por los comentarios y bienvenido. Esperamos seguir leyendote por aquí.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...