lunes, 9 de mayo de 2011

Porcupine Tree - Voyage 34: the Complete Trip (2000)


En los últimos tiempos, siempre que en alguna de nuestras conversaciones entre amigos surge alguna pregunta sobre el futuro de la música, ya sea en su vertiente rock, pop, electrónica, ambient, etc. la respuesta siempre nos lleva a un nombre: Steven Wilson.

Wilson es un músico británico y, probablemente, la persona más inquieta en el mundo de la música en este momento. A día de hoy tiene en marcha hasta cuatro proyectos musicales simultaneos: sus grupos No-Man, Blackfield, Bass Communnion y Porcupine Tree a lo que sumamos su carrera en solitario bajo su propio nombre. Cada una de las formaciones opera en registros completamente distintos no sólo entre ellas sino dentro de cada una de ellas. La historia empezó a mediados de los 80, cuando Wilson, multinstrumentista autodidacta, comenzó a grabar algunas maquetas como dúo (bajo el nombre de Altamont) o como parte del grupo Karma. En 1986 forma con Tim Bowness el duo No-Man y, casi al mismo tiempo, se inventa un supuesto grupo desconocido de rock progresivo nacido en los 70 bajo el nombre de Porcupine Tree. Wilson construye una carrera ficticia para la banda, con cassettes rescatados del olvido, diversas entradas y salidas de la carcel, miembros imaginarios, etc.  y la historia comienza a circular en fancines entre los aficionados de la época.

Continuando con la broma, Wilson llega a grabar y distribuir varias cintas con música de la banda. En algún punto de la historia, alguien se toma la broma en serio y Porcupine Tree se convierte en una banda real.

La grabación que aquí nos ocupa surgió durante la grabación del LP "Up the Downstair". Originalmente se iba a lanzar como disco doble pero se tomó la decisión de lanzar por separado "Voyage 34" como single dividido en dos fases. Unos meses después, se grabaron las fases tercera y cuarta y en 2000 se editó el LP completo tal y como aquí lo dejamos.

"Voyage 34: the Complete Trip" narra una supuesta experiencia con el LSD. El "viaje" número 34, que no salió como estaba previsto. Musicalmente nos encontramos con un tema ambiental-psicodélico sensacional, guitarras en el más puro estilo Pink Floyd circa "The Wall", sampleos de la cantante de Dead Can Dance, Lisa Gerrard, etc. Una experiencia sonora absolutamente recomendable que, estamos seguros, gustará a los lectores del blog que no conozcan la grabación.

Porcupine Tree en esta grabación aún eran una banda de un sólo miembro: Steven Wilson, pero en la segunda parte del trabajo interviene ya el teclista Richard Barbieri, quien formaría parte del grupo a partir del siguiente trabajo.

Este disco ha sido reeditado recientemente por lo que es fácil adquirirlo en varios sitios. Como siempre, os dejamos un par de ellos:

play.com

fnac.es

Una muestra:

2 comentarios:

  1. Es cierto,el mismísimo amigo,Mike Shooter,me ha recomendado este grupo y Steven Wilson:creo que no sea exajerado afirmar que Porcupine Tree tiene todo para representar el Rock de calidad por muchos años más.El que no haya tenido la oportunidad de escuchar a este gran grupo y al gran músico,Steve Wilson,pues no pierdan esta grande ocasión.

    Marcelo/OXY

    ResponderEliminar
  2. Seguirán apareciendo cosas de Wilson por aquí en sus distintas encarnaciones, Marcelo. Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...