lunes, 12 de septiembre de 2011

Vangelis - Chariots of Fire (1981)


Una de las primeras entradas que aparecieron en La Voz de los Vientos meses atrás estaba dedicada a una grabación que contenía la música de Vangelis para la banda sonora de "Carros de Fuego". En aquella ocasión se trataba de un disco no oficial con las versiones de la partitura que sonaban en la película.

Esta es una aclaración que no sería necesaria para la mayoría de compositores que trabajan para el cine pero en el caso de Vangelis está justificada porque, habitualmente, en los pocos casos en los que decide publicar un disco con una de sus bandas sonoras, lo suele hacer regrabando la música y montandola de forma diferente a como sonaba en la pantalla. El de "Carros de Fuego" es un ejemplo realmente claro de esto que decimos.

De cara a la edición discográfica de la banda sonora, Vangelis escogió cinco de los fragmentos más inspirados del film, incluyendo el famosísimo "Titles", repetido hasta la saciedad en todos y cada uno de los eventos relacionados con el atletismo en radios y televisiones de todo el mundo. Con ellos configuró la cara A del disco cumplimentandolos con un tema ajeno, la composición coral "Jerusalem" escrita por Sir Hubert Parry sobre un texto de William Blake. La cara B del LP era una larga suite que, en nuestra opinión es lo mejor del disco. En ella encontramos músicas que aparecen en la película junto a partes compuestas expresamente para el disco. Curiosamente, el tema más famoso de la banda sonora y quizá de toda la carrera del compositor griego, estuvo a punto de no ver la luz ya que la idea del director de la película, Hugh Hudson, era utilizar para esa escena concreta un tema anterior de Vangelis, perteneciente al disco "Opera Sauvage" titulado "L'Enfant" de un aire similar. Sólo la insistencia del compositor en crear un tema especial para ese momento convenció a Hudson para darle esa oportunidad para lo que terminó siendo una de las escenas más memorables de la película.

La banda sonora de "Carros de Fuego" ganó el Oscar de la Academia ese año y cambió la forma de hacer música para películas habitual hasta entonces. Vangelis elaboró toda la música en su estudio, la interpretó, la arregló y la grabó (de hecho, era la primera vez que el Oscar recaía en una banda sonora creada e interpretada por una sóla persona). Esto, tan inusual hasta aquel momento, iba a permitir a los directores en adelante escuchar la música casi completa sin necesidad de grandes orquestas, ensayos, etc. A nadie le importó que la banda sonora de una película de época estuviera interpretada con sintetizadores en su práctica totalidad. Vangelis era ya una estrella antes de este trabajo pero su status a partir de entonces era el de compositor consagrado y respetado que había ascendido un par de escalones en cuanto a prestigio. Curiosamente, el éxito de este trabajo alejó al griego del mundo de las bandas sonoras del que trató de apartarse para evitar quedar encasillado, aunque siguió dejando de cuando en cuando grandes muestras de su talento en este campo.

Si quereis comprobarlo por vosotros mismos, podeis comprar el disco en los siguientes enlaces:

fnac.es

play.com

Nos alejamos del tópico y os dejamos un video con "Eric's Theme", uno de los temas más épicos de la banda sonora:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...