martes, 13 de septiembre de 2011

Vangelis - Mask (1985)


A mediados de los años ochenta, Vangelis experimentó una evolución en su sonido hacia formas más clásicas con un uso de los sintetizadores más cercano que nunca al papel de la orquesta. Dentro de esta faceta, "Mask" destaca sobre todos los demás trabajos del griego de la época. En este disco nos encontramos al Vangelis más exuberante, con espectacluares coros, poderosas secuencias electrónicas y preciosos fondos de sintetizadores, combinados con delicados solos vocales y ocasionales remansos de paz que sirven para descansar de cuando en cuando.

"Mask" es una larga suite dividida sencillamente en seis movimientos sin título. En el primero de ellos encontramos al Vangelis épico, casi avasallador, que no escuchabamos desde su "Heaven and Hell" de diez años antes. Por el contrario, el segundo movimiento es una tranquila pieza, a modo de marcha lenta con apacibles ambientes y amables coros. El tono serio vuelve con el tercer movimiento, de nuevo con poderosos coros e inspirados paisajes tremendamente evocadores. Continúa el disco con un cuarto movimiento que podríamos definir como una especie de aria étnica, con sonidos y percusiones sugiriendo un folclore imaginario y la voz del cantante solista (no acreditado pero que todo apunta a que sería Guy Protheroe) recitando textos en un idioma desconocido. Al hilo de esto, comentar que el coro que aparece en toda la obra y que tampoco se recoge en los créditos, sería el English Chamber Choir dirigido por el propio Protheroe, quienes ya intervinieron en "Heaven and Hell" y repetirían en "Conquest of Paradise" años después. Señalar que Guy Protheroe explotaría en el futuro este tipo de obras corales en idioma inventado con reminiscencias del latín en su exitoso proyecto "Era", ya en los años noventa. Tras este interludio vuelven las rápidas secuencias electrónicas salpicadas de efectos especiales con el comienzo del quinto movimiento de la obra, una vez más con gran protagonismo coral. Es éste uno de los más extensos del disco junto con el primero y quizá el más variado. Ya para terminar, el sexto y último movimiento vuelve al Vangelis más tranquilo e íntimo para despedirse con un recuerdo al segundo movimiento que, sin ser de las piezas más conocidas del griego (ninguna en "Mask" podría contarse en esa lista), sí que tuvo una cierta popularidad e incluso fue usado en España en una campaña publicitaria de una marca de electródomésticos.

No se puede decir que la década de los ochenta, pasado el éxito de "Chariots of Fire" y el fiasco de la no publicación de la música de Blade Runner, fuera una década tremendamente destacada para nuestro músico en el ámbito popular, aunque sí que consiguió algunos éxitos de cierta importancia con los discos publicados a dúo con Jon Anderson que algún día apareceran por aquí. Sin embargo, ya sabemos que el éxito popular no siempre tiene relación con la calidad de la obra musical y creemos que "Mask" es un disco que no se queda corto precisamente en términos de inspiración.

Incomprensiblemente, hoy en día es realmente complicado encontrar el disco ya que lleva años descatalogado. En espera de una posible reedición, hemos encontrado un enlace a un precio más o menos razonable:

amazon.co.uk

Os dejamos el primer movimiento del disco:


2 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo contigo. Este álbum es, a mi juicio, uno de los tesoros más bellos de Vangelis e incomprensiblemente, pasó casi desapercibido. Enhorabuena por tu blog, un gusto musical exquisito.

    ResponderEliminar
  2. Quizá llegó en una época en la que se empezaban a estilar sonidos más asequibles y edulcorados con los primeros éxitos de lo que se llamó "new age". Una obra sinfónico-coral como esta no era de tan sencilla asimilación en una primera escucha.

    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...