sábado, 24 de septiembre de 2011

Terry Riley - A Rainbow in Curved Air (1969)


Aunque comunmente es "In C" la pieza considerada como clave en la carrera de Terry Riley, nosotros tenemos otra preferencia que ha sobrevivido a lo largo de todos estos años sonando de forma habitual en nuestros equipos de música. La pieza en cuestión, mucho más breve que la citada "In C" lleva el título de "A Rainbow in Curved Air".

Compuesta en 1967 y publicada un par de años después, se trata de una composición interpretada íntegramente por su autor, quien se encarga de tocar el órgano eléctrico, las percusiones y multitud de cachivaches electrónicos. Sólo tenemos que escuchar los primeros segundos de la pieza para darnos cuenta de su influencia en un gran número de estilos musicales que iban a surgir en los años siguientes, especialmente toda la rama de la música electrónica conocida como "Escuela de Berlín". Sin la ayuda de los aún inexistentes secuenciadores, Riley nos deja una pieza de auténtico espíritu "berlinero" si se nos permite la expresión, sobre la cual improvisa sus complejos arpegios y progresiones que terminaron por constituir la esencia del género minimalista. Son 18 minutos de música pero su influencia ha llenado decenas y decenas de discos desde su publicación.

EL disco se completa con otra composición de corte radicalmente distinto titulada "Poppy Nogood and the Phantom Band". En este caso tenemos a Riley interpretando el saxofón sobre un fondo de sonidos de órgano, loops de cintas y demás recursos electrónicos (que son la banda fantasma a la que alude el título de la pieza).

La grabación, publicada por CBS en su momento, se convirtió en una referencia fundamental para un buen número de músicos de todo tipo e incluso en una bandera del movimiento psicodélico. Las notas de la edición original eran un sencillo poema de espíritu "hippie" que pasamos a reflejar:

"Y todas las guerras acabaron.
Todo tipo de armas fueron prohibidas y las masas, amablemente las llevaron a grandes fundiciones donde fueron destruidas y sus restos devueltos a la tierra.
El Pentágono se pintó de violeta, amarillo y verde.
Todas las fronteras desaparecieron.
La carnicería de animales fue prohibida.
El bajo Manhattan de convirtió en una pradera en la que se permitió a los indigentes del Bowery vivir todas sus fantasías bajo el Sol y fueron sanados.
La gente nadaba en refulgentes ríos bajo un cielo azul, vestidos sólo con el incienso que producían las nuevas fábricas.
La energía de las antiguas armas nucleares suministraba luz y calor para todos de forma gratuita.
La salud del planeta fue restaurada.
Gran cantidad de verduras, frutas y cereales crecieron de forma salvaje en las antiguas autopistas.
Todas las banderas se unieron para crear inmensas carpas de circo en las que se permitía a los políticos representar inofensivas obras teatrales.
Nadie recordaba el concepto de trabajo."

Podeis haceros con una copia de esta pequeña joya en el siguiente enlace:

amazon.com

Os dejamos un fragmento del tema principal del disco:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...